EL CIELO DESCIENDE
Viernes, 13 de Octubre de 2017
 Isaías 41-42 | 1 Tesalonicenses 1
“En seguida, al subir del agua, Jesús vio que el cielo se abría y que el Espíritu bajaba sobre él como una paloma.” — Marcos 1:10

Jesucristo se diferencia de otros líderes religiosos, no sólo por Su resurrección, sino por el hecho de descender a la tierra para alcanzar a la humanidad, convirtiéndose en hombre y viviendo entre nosotros. Es un pensamiento sin precedentes y alucinante, que el Dios todopoderoso, creador del universo, se encarne y venga a la tierra para relacionarse con nosotros. Juan registra: “Y el Verbo se hizo hombre y habitó entre nosotros. Y hemos contemplado su gloria, la gloria que corresponde al Hijo Unigénito del Padre…” (Juan 1:14).

Jesucristo es perfectamente Dios y perfectamente humano, pero fue un humano completamente libre de pecado. Esto nos lleva a preguntarnos, ¿por qué Jesús se alineó con los demás en el río Jordán para ser bautizado para el perdón de pecados? Jesús no nació en un mundo puro, esterilizado, sino en un mundo quebrantado y pecaminoso; no para vivir apartado del mundo, sino para vivir en él. Isaías 53:12 dice de Jesús que “... fue contado entre los transgresores”. Esto se cumplió en la cruz, pero comenzó desde el principio de Su ministerio. Jesús se alineó con todos los demás para ser bautizado, esencialmente, con el propósito de identificarse con nuestro pecado y con nuestra necesidad de perdón. Él estaba tomando el lugar del pecador, mirando hacia adelante a lo que Él más tarde llamó "un bautismo con el cual yo debo ser bautizado”, que fue Su muerte, sepultura y resurrección.
Mes Anterior Mes Siguiente
OCTUBRE 2017
DomLunMarMieJueVieSab
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031    
Anterior Hoy Siguiente


Cuando Juan bautizó a Jesús, la Escritura nos dice que: “en seguida, al subir del agua, Jesús vio que el cielo se abría y que el Espíritu bajaba sobre él como una paloma” (Marcos 1:10). La palabra griega para abrir es “schizó”, que significa dividir al rasgar, dividir en facciones. El verso siguiente dice: “También se oyó una voz del cielo que decía: «Tú eres mi Hijo amado; estoy muy complacido contigo»” (Marcos 1:11). El Cielo desciende a la tierra con las tres personas de la trinidad presentes: el Espíritu Santo en forma de paloma posándose sobre Jesús, Jesús de pie en medio de pecadores, y Dios, el Padre, alabando a su Hijo.

En el Evangelio de Marcos la palabra “schizó” aparece una sola vez cuando Jesús murió en la cruz. Simultáneamente, “ La cortina del santuario del templo se rasgó en dos, de arriba abajo" (Marcos 15:38). Este fue un acto divino de Dios, demostrando que Él había salido del Lugar Santísimo del templo. A partir de ese momento, Dios absolvió la necesidad de sacrificios de animales, de rituales del templo y de mediadores del sacerdocio y se hizo accesible para todo hombre, mujer y niño que vinieran en humilde arrepentimiento a la cruz de Cristo.

ORACIÓN: Amado Padre Celestial, gracias por ponerte a disposición de cada uno de nosotros a través de la cruz de Cristo. Y muchas gracias por Jesús quien vino a la tierra y dio Su vida por mí.
PARA REFLEXIONAR: ¿Por qué razón Jesús fue bautizado por Juan el Bautista con el bautismo del arrepentimiento para el perdón de los pecados?
Mes Anterior Mes Siguiente
OCTUBRE 2017
DomLunMarMieJueVieSab
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031    
Anterior Hoy Siguiente