UN SIERVO DE CRISTO
Viernes, 15 de Junio de 2018
 Nehemías 1-3 | Hechos 2:1-21
Pablo, siervo de Cristo Jesús… — Romanos 1:1

El fundamento de todas las actividades y ambiciones de Pablo radicaba en su claro entendimiento de que era un siervo de Jesucristo. La palabra “siervo” es una palabra muy olvidada en nuestro vocabulario cristiano contemporáneo, pero es usada con mucha frecuencia en el Nuevo Testamento. Al final de la era apostólica, la descripción común de un cristiano era la de un siervo de Jesucristo. Eso puede sonar un poco opresivo para nosotros, porque la idea de la servidumbre no es atractiva, ni es el tipo de vida que deseamos vivir. Sin embargo, ser siervo de Jesucristo es en realidad muy liberador, por tres razones básicas.

En primer lugar, cuando nos vemos a nosotros mismos como siervos, nuestra principal preocupación es el plan de nuestro señor, y en consecuencia, reconocemos que hay alguien que está en control y que dirigirá nuestra vida. Dejaremos de buscar controlar nuestras propias vidas, comprenderemos que no podemos controlar las consecuencias, pero con Cristo como nuestro Amo y Señor, tendremos la certeza que las consecuencias serán Su responsabilidad. Un siervo no tiene su propia agenda. El siervo se somete a la agenda de quien lo dirige. Cristo es el Amo y Señor, nosotros somos Sus siervos y tenemos la seguridad que al reconocerlo en todos nuestros caminos, Él dirigirá nuestros pasos. Es Su trabajo ponernos donde Él quiere que estemos, y sabemos que estamos donde estamos porque Dios nos ha puesto allí, lo que da un sentido de propósito divino a nuestro trabajo.
Mes Anterior Mes Siguiente
JUNIO 2018
DomLunMarMieJueVieSab
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
Anterior Hoy Siguiente


En segundo lugar, un siervo depende de la provisión de su señor. Cuando un señor da instrucciones, él también debe proporcionar los recursos para llevar a cabo esas instrucciones. En Jesucristo, contamos con todos los recursos para cualquier tarea que Él nos llame a hacer. En tercer lugar, si el siervo se preocupa por los planes de su señor y depende de la provisión de su señor, entonces el siervo también está comprometido con el propósito de su señor. A veces no conocemos el significado de las cosas que Dios nos llama a hacer, pero Él es el Señor Planificador y es quien sabe cómo estamos contribuyendo al propósito general para el cumplimiento de Su agenda.

Lejos de ser algo opresivo, ser siervo de Cristo es completamente liberador. Podemos iniciar cada día sabiendo que tenemos a alguien que es capaz de dirigir nuestros caminos, proporcionar los recursos que necesitemos y hacer que nuestra vida sea significativa y tenga verdadero sentido. Sólo cuando vivimos en sumisión a Cristo como Amo y Señor, descubrimos todos los beneficios y bendiciones que se derivan de una relación viva y activa con Él.

ORACIÓN: Amado Señor, deseo servirte con todo mi corazón y te pido por una obra profunda y fresca de tu Espíritu Santo para que yo te reconozca en todos mis caminos y así ser guiado de manera divina en el camino que Tú tienes para mí. Gracias Señor.
PARA REFLEXIONAR: ¿Cuál es el significado de ser un siervo de Cristo? ¿Por qué razones ser siervo de Cristo es liberador?
Mes Anterior Mes Siguiente
JUNIO 2018
DomLunMarMieJueVieSab
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
Anterior Hoy Siguiente