DEVOTOS DE CRISTO
Jueves, 12 de Abril de 2018
 1 Samuel 19-21 | Lucas 11:29-54
Se mantenían firmes en la enseñanza de los apóstoles, en la comunión, en el partimiento del pan y en la oración. — Hechos 2:42

La palabra griega para “devoto” o “mantenerse firme” usada en el verso de encabezamiento es proskartereo. Traducido significa, “estar atento a algo, prestar atención incansable a algo”. Las personas dedicadas o devotas a sus profesiones pasan la mayor parte de su tiempo trabajando para convertirse en los mejores en su carrera. Los padres dedicados o devotos a sus hijos pasan gran cantidad de tiempo criándolos y nutriéndolos. Podemos decir que somos devotos de Cristo, pero la pregunta lógica que surge es ¿en realidad hay evidencia de nuestra devoción por Cristo en la forma que invertimos nuestro tiempo?

Practicamos disciplinas espirituales para que podamos experimentar una relación más profunda e íntima con Dios. Asistir a la iglesia, leer las Escrituras y la oración son las formas más obvias en que desarrollamos esa relación. Los creyentes de la iglesia primitiva, sin embargo, sólo tenían los rollos del Antiguo Testamento y dependían de las enseñanzas de los apóstoles para aprender de ellos. Hoy en día, nosotros contamos con la gran bendición de tener la Palabra de Dios completa y a nuestra disposición, pero leer las Escrituras o escuchar a otros predicar acerca de Dios, siempre será un medio para un fin.
Mes Anterior Mes Siguiente
ABRIL 2018
DomLunMarMieJueVieSab
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930     
Anterior Hoy Siguiente


A lo largo de la Escritura, encontramos al Cristo viviente, quien es la razón de nuestro profundo compromiso con las Escrituras. Al estudiar y meditar en la Palabra de Dios, Él mismo se revelará a nosotros. Un compromiso más profundo con las Escrituras nos dirigirá a tomar decisiones importantes en la vida, nos ayudará a combatir la tentación y tendrá un infinito valor en nuestro testimonio de Cristo. A medida que surjan situaciones, el Espíritu Santo nos recordará lo que hemos aprendido en la Biblia. Durante varios años, los movimientos de nuevas olas han surgido y siguen surgiendo alrededor del mundo. Diariamente, vemos versiones diluidas del Evangelio llenar las plataformas, los púlpitos, los auditorios y los medios de comunicación. Como consecuencia de esto, un gran número de personas son engañadas porque no están familiarizadas con la verdad de las Escrituras.

Al leer, meditar y reflexionar permanentemente en la eterna e inmutable Palabra de Dios, tendremos el Evangelio auténtico; no como una versión parcial o diluida, sino la imagen completa y verdadera del Evangelio. Y el panorama completo habla de la corrupción de nuestro corazón, del hecho que nacemos pecadores, que necesitamos salvación y que nuestro único Salvador es Jesucristo. Ser devoto de Cristo es desear y nutrir una relación íntima con Él, en la que Su amor por nosotros es correspondido con todo nuestro corazón, mente y alma.

La vida cristiana es una relación de profunda devoción con Jesucristo. A medida que nuestra relación con Él se hace más profunda, nuestro anhelo será pasar cada vez más tiempo con Él en oración, y “oraremos sin cesar” (1 Tesalonicenses 5:17). Esto implica una conciencia perpetua de la presencia de Cristo y llevarlo a cada aspecto de nuestra vida. La profundidad de nuestra devoción por Cristo es evidente no sólo a través del bien que hacemos, sino por el tiempo que dedicamos a conocerlo genuinamente.

ORACIÓN: Dios mío, reconozco que no siempre administro mi tiempo como debería. Te pido que renueves mi devoción y disciplina para estudiar tu Palabra y pasar tiempo contigo. Gracias Señor.
PARA REFLEXIONAR: ¿Qué significa ser devoto de Cristo? ¿En realidad hay evidencia de mi devoción por Cristo en la forma en que vivo mi vida y en la forma como invierto mi tiempo?
Mes Anterior Mes Siguiente
ABRIL 2018
DomLunMarMieJueVieSab
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930     
Anterior Hoy Siguiente