LA VARA DE DIOS
Viernes, 12 de Enero de 2018
 Génesis 29-30 | Mateo 9:1-17
“Así que Moisés tomó a su mujer y a sus hijos, los montó en un asno y volvió a Egipto. En la mano llevaba la vara de Dios.” — Éxodo 4:20

Muchos de los eventos milagrosos en todo el libro de Éxodo se implementaron mediante el uso de una vara. Las plagas que cayeron sobre Egipto, la división del Mar Rojo, el suministro de agua proveniente una roca en el desierto en Horeb y la derrota de los amalecitas fueron instigados cuando Dios le ordenó a Moisés usar Su vara de una manera particular.

No había nada intrínsecamente especial acerca de esta vara. Era una herramienta ordinaria que Moisés usó después de huir de Egipto y convertirse en pastor de ovejas en la parte oscura del desierto de Madián. Tal vez Moisés habría usado esta vara para caminar por el terreno escarpado, para encaminar las ovejas y para detectar insectos en la lana. La vara representaba su sustento, pero también era un recordatorio constante de lo lejos que estaba de su pueblo y de cómo había fracasado en cualquier esfuerzo por liberarlos de la esclavitud.
Mes Anterior Mes Siguiente
ENERO 2018
DomLunMarMieJueVieSab
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031   
Anterior Hoy Siguiente


Pero en la zarza ardiente, este símbolo del sustento de Moisés se transformó en un símbolo de la extraordinaria obra que Dios haría al liberar a Su pueblo de la esclavitud de Egipto. Dios le dio instrucciones a Moisés de tirar la vara en el suelo, y de inmediato, la vara, se convirtió en una serpiente, lo suficientemente temerosa como para que Moisés huyera de ella. Esta herramienta, previamente inofensiva, de repente se volvió peligrosa. Entonces Dios le ordenó a Moisés: “que la agarrara por la cola” (Éxodo 4:4).

Agarrar una serpiente por la cola dejaría su cabeza libre para el ataque, algo que Moisés sabia, pero confió en Dios y tomó la serpiente por la cola. Luego Dios le mostró a Moisés, al convertir la serpiente nuevamente en una vara en su mano, que Él mismo cuidaría de las partes difíciles y peligrosas en la liberación de Su pueblo. Lo que era un símbolo de sustento para Moisés ahora se había convertido en la vara de Dios, una herramienta de poder sobrenatural. Antes de abandonar la zarza ardiente, Dios le dijo a Moisés: “Pero no te olvides de llevar contigo esta vara, porque con ella harás señales milagrosas” (Éxodo 4:17).

Podríamos tratar de buscar propósito y satisfacción en nuestra familia, en nuestra carrera o en nuestras habilidades, sin embargo, poner nuestra dependencia en estas cosas puede convertirse en un asunto peligroso. Es por eso que Dios nos pide que renunciemos a todo lo que somos y a todo lo que tenemos y lo rindamos ante Él. Cualquier cosa que sea lo más valioso para nosotros—nuestro trabajo, dinero, talentos o incluso nuestra familia, ¿estaríamos dispuestos a dejarla para servir a Dios? Es vital que entendamos que Dios no obra mediante estrategias naturales, lógicas o sistemáticas, sino mediante Su intervención sobrenatural. Todos podemos tener una “vara de Dios” cuando humildemente sometemos ante Dios todo aquello que apreciamos, y confiamos en que Él cumplirá Su voluntad y propósito para nosotros.

ORACIÓN: Amado Señor, sé que eres todo lo que necesito. Ayúdame a renunciar a todo lo que considero precioso y a rendirlo delante de ti, de manera que pueda ser utilizado para Tu propósito. Gracias Señor.
PARA REFLEXIONAR: ¿Cuál es el significado práctico para nuestra vida de la vara de Dios, que anteriormente era llamada la vara de Moisés?
Mes Anterior Mes Siguiente
ENERO 2018
DomLunMarMieJueVieSab
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031   
Anterior Hoy Siguiente