CARTAS DE REPRENSIÓN
Martes, 20 de Febrero de 2018
 Levítico 26-27 | Marcos 2
El que tenga oídos, que oiga lo que el Espíritu dice a las Iglesias. — Apocalipsis 3:22

En medio de todas las imágenes difíciles que aparecen en el libro de Apocalipsis, hay siete cartas dirigidas a siete iglesias que están esparcidas por toda la región de Asia Menor. Cada carta comienza con una maravillosa descripción de Jesús, seguida por un elogio acerca de lo que cada iglesia ha hecho bien. Sin embargo, hay algo que está fundamentalmente mal con cinco de las siete iglesias, y Jesús envía sus cartas a través de Juan con el propósito de que vuelvan a encarrilarlos.

La iglesia en Éfeso había abandonado su primer amor. La congregación había permitido que otros intereses tomaran prioridad y estuvieran por encima de su amor por Dios, y Jesús advierte que esta iglesia no sobrevivirá si no se arrepiente de esto. Las iglesias en Pérgamo y Tiatira fueron reprendidas por permitir influencias externas en sus enseñanzas. Pérgamo se había relacionado con la cultura que los rodeaba, a tal punto, que era difícil distinguir entre las enseñanzas de la iglesia y las creencias culturales. Tiatira había tolerado las enseñanzas contrarias a la Palabra de Dios, particularmente en relación con la sexualidad, a tal punto, que ahora era muy difícil oponerse a la opinión popular.
Mes Anterior Mes Siguiente
FEBRERO 2018
DomLunMarMieJueVieSab
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728   
Anterior Hoy Siguiente


La iglesia en Sardis había comenzado a depender de su propia reputación en lugar de depender de Cristo, y la iglesia estaba muriendo debido a esto. Pensaban que otros se sentirían atraídos por sus buenas acciones y aparente vitalidad, pero Jesús advierte a Sardis, que ellos se habían separado de Él, la fuente de la vida. Finalmente, la iglesia en Laodicea no era “ni fría ni caliente” (Apocalipsis 3:16), lo que significaba que la complacencia había reemplazado la firme convicción, mientras que su riqueza material los mantenía ignorantes de su pobreza espiritual.

Desafortunadamente, no nos sorprende cuando una iglesia más antigua experimenta problemas como estos y se desvanece en la oscuridad, pero las iglesias en estas cartas todavía eran relativamente jóvenes. Sólo habían existido durante una o dos generaciones, pero habían perdido su vitalidad después de haberse desviado de Cristo y haber enfocado su atención en otras cosas. Este es un recordatorio aleccionador para nuestras congregaciones hoy en día, así como para nuestro propio caminar con Dios. Es fácil comenzar a ministrar apasionadamente con Dios, pero esa pasión puede desaparecer rápidamente si permitimos que la rutina diaria y los ataques espirituales cambien lentamente nuestra atención y nos desvíen de Cristo.

La solución de Jesús es simple: parar de hacer lo que estamos haciendo, revisar, recordar, arrepentirnos y revivir.
Persistir en el camino que nos hizo perder nuestro primer amor es espiritualmente destructivo. Es esencial que tanto las iglesias como sus miembros re-evalúen regularmente si las prioridades están alineadas con la Palabra de Dios. Este elemento espiritual es vital; de lo contrario, simplemente estaremos reorganizando los muebles. Cuando nos conectamos con la mente de Dios y escuchamos Su voz, Él nos revelará hacia dónde se han cambiado nuestras prioridades, de la misma manera como lo hizo con las iglesias en Apocalipsis, revitalizando nuestros ministerios y centrando nuevamente nuestra vida en Cristo.

ORACIÓN: Señor Jesús, ayúdame a mirar a lo más profundo de mi ser para encontrar aquellas cosas que he priorizado por encima de mi amor por Ti. Ayúdame a escuchar Tu voz y a ser movido por Tus convicciones. Gracias Dios.
PARA REFLEXIONAR: ¿Están alineadas mis prioridades y las prioridades de la iglesia a donde asisto con la Palabra de Dios?
Mes Anterior Mes Siguiente
FEBRERO 2018
DomLunMarMieJueVieSab
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728   
Anterior Hoy Siguiente